MENSAJES BIBLICOS PARA JOVENES

JOVENES ADVENTISTA
JOVENES ADVENTISTA

 

Hermanos jóvenes, en ocasiones no es fácil responder cuando nos preguntan acerca de lo que queremos lograr en la vida, y esto es porque no sabemos a ciencia cierta cuál es la razón de nuestra propia existencia y qué es lo que realmente nos gustaría hacer a lo largo de nuestra vida. Tal vez nos hemos imaginado como comerciantes, técnicos o profesionales, pero muchas veces esto no es lo atractivo, emocionante o retante para tener una verdadera razón para luchar.

Es por ello que muchos de nosotros somos estudiantes pero no nos agrada estudiar, otros trabajamos y no nos agrada nuestra actividad. Nos sentimos cansados y nuestros pensamientos se desvían. La razón es porque no estamos suficientemente convencidos de lo que debemos hacer con nuestra vida. Aún en nosotros, que pertenecemos a la Iglesia de Dios, se observa esta carencia de voluntad para las cosas del Creador, por ejemplo llegamos tarde a los cultos, cantamos sin emotividad, dejamos de asistir a las reuniones juveniles, etc. Creemos que nuestra doctrina es la verdad, pero no estamos totalmente convencidos para hacer que los conceptos cristianos formen parte de nuestra razón de vida.

Todos los jóvenes están en la época de tomar las mayores decisiones de su vida, es por ello que te invitamos a dejar la incertidumbre y apoyarte en tu Creador para encontrar el rumbo y la razón de tu existencia.

Comunicándote y confiando en tu Creador, lograrás establecer metas verdaderamente importantes para luchar por ellas, ya que Él te brinda la oportunidad de cimentar valores espirituales y sobre estos, fijar las metas en todos los ámbitos de la vida. Así encontrarás que la razón de tu existencia se encuentra en Dios, su Palabra dice que por Él te mueves y eres. Si aceptas esto, tendrás los elementos necesarios para encontrar el verdadero sentido de la existencia, fijando y cumpliendo tus metas con el mayor de los esfuerzos, disfrutando tus logros y bendiciendo al Creador por permitirte vivir. Así tendrás la certeza de encontrar lo que realmente quieres para tu vida.

Hermano joven, acércate a Dios para encontrar la razón de tu vida, no la dejes pasar sin buscarle el rumbo que necesitas, recuerda que entre más grande sea la meta que quieras cruzar, más grande será tu perspectiva de vida.

MENSAJES DE ELENA G. DE WHITE PARA LOS JOVENES

elena g. de white para los jovenes
elena g. de white para los jovenes

Los jóvenes deberían tener ideas amplias, planes sabios, para sacar el mayor provecho de sus oportunidades e
imbuirse de la inspiración y el valor que animaban a los apóstoles. Juan dice: "Os he escrito a 21 vosotros,
jóvenes, porque sois fuertes, y la palabra de Dios permanece en vosotros, y habéis vencido al maligno".* Se
presenta a los jóvenes una norma elevada, y Dios los invita a emprender un verdadero servicio por él. Los
jóvenes de corazón recto que se deleitan en aprender en la escuela de Cristo, pueden hacer una gran obra por el
Maestro si tan sólo quieren prestar oído a la orden del Capitán, tal como ha resonado a lo largo de las filas
hasta nuestro tiempo: "Portaos varonilmente, y esforzaos".*
Habéis de ser hombres que anden humildemente con Dios, que permanezcan delante de él con la virilidad por
él impartida, libres de impureza, libres de toda contaminación, de la sensualidad que corrompe a esta época.
Habéis de ser hombres que desprecien toda falsedad y maldad, que se atrevan a ser veraces y valientes, que
mantengan en alto el estandarte ensangrentado del Príncipe Emanuel. Vuestros talentos aumentarán a medida
que los uséis para el Maestro y serán considerados preciosos por Aquel que los compró a un precio infinito.
No os sentéis ni dejéis de hacer algo simplemente por no poder hacer algo grande; antes bien, haced todo lo
que os viniere a la mano para hacer, en forma cuidadosa y enérgica...
EL LLAMADO A ALISTARSE :
Cristo pide voluntarios que se alisten bajo su estandarte y sostengan ante el mundo la bandera de la cruz. La
iglesia languidece por falta de la ayuda de jóvenes que den un testimonio valiente, que con celo ardoroso
aticen las indolentes energías del pueblo de Dios, y aumenten así el poder de la iglesia en el mundo. Se
necesitan jóvenes que resistan la marea de la mundanalidad y eleven una voz de advertencia contra los primeros
pasos de la inmoralidad y el vicio. 22
Pero los jóvenes que quieren servir a Dios y entregarse a su obra, deben primero limpiar el templo de su alma
de toda impureza y entronizar a Cristo en el corazón; entonces estarán habilitados para poner energía en su
esfuerzo cristiano y manifestarán celo entusiasta para persuadir a los hombres a reconciliarse con Cristo. ¿No
quieren los jóvenes responder a la invitación de Cristo y contestar: "Heme aquí, envíame a mí"?* Jóvenes,
poneos resueltamente a la vanguardia, y mostraos como colaboradores de Cristo, emprendiendo la obra donde
él la dejó, para llevarla a su terminación (Review and Herald, junio 16, 1891).
ELEMENTOS ESENCIALES DEL CARÁCTER :
Dios no ordena que los jóvenes tengan menos aspiraciones. Los rasgos de carácter que dan éxito y honores a
un hombre entre sus semejantes; el deseo inextinguible de algún bien mayor; la voluntad indomable; los
esfuerzos arduos; la perseverancia incansable, no deben eliminarse. Por la gracia de Dios, deben encauzarse
hacia fines que superen los intereses egoístas y temporales como los cielos son más altos que la tierra
(Patriarcas y profetas, págs. 651, 652). 23
3. TRATEMOS DE AGRADARLE :
EL SEÑOR tiene una obra especial que hacer por nosotros individualmente. Al ver la maldad del mundo
puesta de manifiesto en los tribunales de justicia y publicada en los diarios, acerquémonos a Dios y, por medio
de una fe viva, echemos mano de sus promesas, para que la gracia de Cristo se manifieste en nosotros.
Podemos ejercer una influencia, una influencia poderosa en el mundo. Si nos acompaña el poder convincente
de Dios, seremos capaces de conducir a las almas del pecado a la conversión.
Nuestra sencillez realizará buena parte de esta obra. No debemos tratar de ascender hasta ocupar elevados
puestos, ni conquistar la alabanza de los hombres. No debiéramos tener por meta el ser superiores a los demás.
Debemos tener por único blanco la gloria de Dios. Debemos trabajar con toda la inteligencia que Dios nos ha
dado, colocándonos donde fluye la luz, para que la gracia de Dios pueda derramarse sobre nosotros para
amoldarnos y confortarnos a la semejanza divina. El cielo está esperando otorgarles sus más ricas bendiciones
a aquellos que quieran consagrarse para hacer la obra de Dios en estos últimos días de la historia del mundo.
Seremos probados; tal vez debamos pasar noches en vela; pero pasemos esos momentos en oración ferviente a
Dios, a fin de que él nos dé entendimiento, y avive nuestra mente para discernir los privilegios nuestros
(Review and Herald, abril 1, 1909) . 24
4. NORMAS PARA ALCANZAR EL ÉXITO :
"EL TEMOR de Jehová es el principio de la sabiduría"*. Muchos de nuestros jóvenes no sienten la necesidad
de ejercitar vigorosamente hasta lo sumo sus facultades en todo momento y bajo todas las circunstancias. No
tienen ante la vista el temor de Jehová, y sus pensamientos no son puros ni elevado.

ESPETACULO

ESPETACULO

fotos y videos famosos

ESPETACULO